Cómo trabajamos

____________

alvara psicología

¿Cómo enfocamos la terapia?

Nuestra forma de entender la psicoterapia se basa en la atención personalizada. Realizamos un proceso de evaluación y diagnóstico individualizados, con el objetivo de planificar la terapia más adecuada para cada caso concreto.

Utilizamos abordajes de eficacia reconocida internacionalmente para el tratamiento del trauma y la sintomatología asociada y combinamos elementos de la terapia convencional con procedimientos más recientes como el EMDR o la terapia sensoriomotriz.

Nuestro cerebro tiene una capacidad innata para procesar situaciones potencialmente traumáticas. Nos permite afrontar este tipo de experiencias, aprender y evolucionar a partir de ellas.

Sin embargo esta capacidad innata de afrontamiento puede quedar bloqueada en algunos casos: cuando esas situaciones negativas suponen un gran impacto emocional o implican un peligro real para la vida de la persona (como atentados terroristas, accidentes graves o agresiones sexuales); cuando son menos impactantes pero repetidas en el tiempo (insultos, desprecios, situaciones de rechazo); o cuando tienen lugar en etapas de mayor vulnerabilidad emocional como la infancia o la adolescencia (abuso sexual o físico, abandono o negligencia).

En estos casos hablamos de trauma y es necesario intervenir a nivel psicológico.

Determinados factores facilitan que un acontecimiento resulte traumático, pero cada persona experimenta las situaciones de diferente manera en función de sus características individuales y de su historia previa. Por tanto es difícil determinar si una experiencia es o no traumática sin tener en cuenta a la persona. 

Es importante realizar una valoración global de la situación, la persona y sus características particulares para poder tratar eficazmente la secuelas del trauma.

En un porcentaje muy elevado de los casos la sintomatología postraumática conlleva sintomatología disociativa.

La disociación se produce cuando se «parcela» o divide de forma involuntaria, una parte o la totalidad de la información relativa al trauma. Esta información queda almacenada, en forma de emociones, pensamientos, sensaciones físicas o comportamientos, en lugares de la mente “separados” a los que la persona puede tener más o menos acceso en función de las circunstancias.

La disociación se produce para hacer más soportable el acontecimiento traumático. Es un mecanismo de supervivencia, adaptativo e involuntario que ayuda a la persona a soportar el trauma y a seguir adelante con la vida tras él. Sin embargo, cuando este mecanismo se mantiene en el tiempo puede dificultar, e incluso impedir, la asimilación y superación de la experiencia.

"La vida no es esperar a que pase la tormenta. Es aprender a bailar bajo la lluvia."

– alvara psicología

alvara psicología

Dicen de nosotros

"Me asustaba mirar mi pasado, pero después de trabajar en ello he sentido que el esfuerzo ha valido la pena."

PACIENTE

"Entenderme mejor me ha ayudado a entender mejor a los demás y eso ha mejorado mi vida."

PACIENTE

"Ya no me tengo que esforzar por pensar cosas positivas. Me sale solo al estar más tranquilo."

PACIENTE

cuéntanos

Pide tu primera cita

¿Alguna duda?

Dónde estamos

C/ Dr. Castelo, 20 - 1º 3A. 28009 Madrid

Escríbenos

info@alvarapsicologia.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies